Cada uno ve el mundo a su manera

afdafdsd

dfasfadafs
Se ha producido un error en este gadget.

lunes, 1 de abril de 2013

Ruta hacia el Sur

Después de 15 días deambulando por el Sur Chico, que comprende La Araucanía, Los Ríos y la región de Los Lagos,  podemos decir que Chile no deja, ni dejará, nunca de sorprender. Nosotros, en este largo pero corto viaje, hemos podido visitar la región de Los Lagos; espléndida zona de montañas pobladas únicamente por animales y bosques frondosos, ciudades con casas llenas de colorido, volcanes que casi alcanzan todo el ángulo visual, praderas con infinitas tonalidades de verde, lagos que parecen mares, ríos, cascadas y rápidos que impresionan… Arte paisajístico. Y ahí van algunas pinceladas de toda esta ruta.

Comenzamos el camino el día 17 de marzo escogiendo como primer destino Osorno; no es una ciudad especialmente bonita pero tiene su encanto. 


La casa donde una buena mujer nos dejó alojarnos
Una entre muchas calles de Osorno (hecha con el iphone)
Estilo sureño, Osorno

























Ese mismo día, una vez encontramos el barato hospedaje (7.000 pesos), cogimos un bus hasta el Parque Nacional de Puyehue... Puyehue, a 75 km de Osorno, qué lugar, envuelto de bosque, nubes y la máxima tranquilidad que uno puede encontrar. Hay cabañas de madera en forma de triángulo en las que puedes dormir por "solo" 75.000 pesos la noche (unos 120 euros aproximadamente), casi nada... Podías ver que la clientela era de tercera edad, disfrutando su jubilación como Dios manda. Este elegante lugar se anuncia como el primero de cinco estrellas de Chile, tres piscinas termales, un spa completo, piscina climatizada al exterior, tres restaurantes, etc...


        
Cabañas de Puyehue accesible a todo tipo de ricachones 






Albert y yo al estilo happy children


En el lugar hay varios senderos por los que puedes adentrarte en el áspero bosque y ver la flora en su máximo esplendor; nosotros escogimos el sendero del Pionero, de 3,6 km de largo y que, una vez llegas al mirador, puedes ver el lago Puyehue, el valle del río Golgol y el volcán Puyehue; la pena es que una vez conseguimos llegar, bien sudados, no lo pudimos ver ya que las nubes no nos dejaron. La verdad es que en el bosque te sentías bien pequeñito...

Sendero del Pionero

Copas de árboles que quedan al nivel del cielo


Albert fotografiando el Río Golgol

Pero lo que hace realmente famoso al lugar, es la zona de Aguas Calientes, unas termas que dicen ser curativas para todo tipo de males; situadas a orillas del río Golgol que llega hasta la frontera argentina. 

Piscina exterior climatizada, todo un lujo
Es muy accesible llegar hasta este lugar, salen varios autobuses desde la plaza del mercado de Osorno y te dejan buen margen de tiempo hasta que te devuelven a la ciudad. Vale mucho la pena visitarlo. 
Ya al día siguiente cogimos un autobús por la mañana y nos dirigimos a Frutillar, situado algo más arriba de Puerto Varas; se divide en Frutillar Alto y Frutillar Bajo; digamos que en el Alto están todos los comercios y hay más movimiento de gente y en el Bajo se encuentra aquello más turístico, como las vistas al volcán Osorno desde el Lago Llanquihue, el Museo Histórico Colonial Alemán, el impresionante teatro del Lago, etc. Es un precioso lugar que cuenta con un muelle de madera que te conduce al lago, cantidad de edificios y casas en muy buen estado y que fueron propiedad de las colonias alemanas. 


Muelle del Lago Llanquihue (Frutillar Bajo)

Casas de la colonias germánicas (Frutillar Bajo)
Cafeteria original de Frutillar Bajo



Casa al estilo germánico (Frutillar Bajo)

Teatro del Lago 
En Frutillar hacen una fiesta musical muy importante que dura 10 días, de finales de enero a principios de febrero, con varios estilos musicales y se llama la Semana Musical de Frutillar.

Distintivo de la Semana Musical de Frutillar

Piano que simboliza la Semana Musical de Frutillar

A eso de las 14:30h paramos a comer una chuleta de cerdo con una pequeña ensalada y un jugo de frutilla (nunca mejor escogido), en un restaurante bastante curioso llamado "Duendes del Lago"; nos costó 6.500 pesos que son casi 11 euros. La verdad es que después de tanta empanada chilena no sentaba nada mal comer algo de carne con ensalada, pero lo mejor fue el postre, típico küchen alemán, relleno de frambuesa ¡estaba delicioso!

Restaurante "Duendes del Lago" (Frutillar Bajo)
                        

Chiclos, preciosa flor que abunda en Chile

Küchen alemán 
Después de comer me senté en un banco a observar el lago e intentar ver el volcán Osorno que tenía enfrente de mis ojos, las nubes solo me dejaban ver la cima helada, la cámara no lo captaba bien pero... qué paz.

Vista desde un banco cualquiera, pero no en un sitio cualquiera

Orilla del Lago Llanquihue
                         
Ya por la tarde subimos a Frutillar Alto a dar un paseo y ver las muchas casa de colores que adornan el sur; en este paseo conocimos a unos niños muy majos que empezaron a preguntarnos cosas sobre España, la primera pregunta fue: ¿Allí donde vivís nieva en invierno?


Lindas casas de Frutillar Alto (iphone)

Simpáticos niños jugando en las calles de Frutillar Alto (iphone)

Ese día dormimos en un hospedaje en Frutillar Alto por unos 7.000 pesos chilenos; encontrar lugares baratos para dormir en el sur es bastante fácil, hay muchas casas particulares que te ceden habitaciones a muy buen precio y a veces con desayuno incluido  vamos como estar en tu propia casa... Para mochileros sin mucho dinero como nosotros esa es la mejor alternativa.


Continuará...










0 comentarios:

Publicar un comentario