Cada uno ve el mundo a su manera

Chile 2013 - Blog de Albert y Andrea

Experiencias vividas queriendo ser contadas

afdafdsd

dfasfadafs
Se ha producido un error en este gadget.

domingo, 16 de junio de 2013

Excursión a Malalcahuello

Como aun nos quedaban dos días después de la increíble excursión al Parque Nacional Conguillío, decidimos ir a la Reserva Nacional Malalcahuello. Ya esa noche nos quedamos a dormir en el hostal donde conocimos a Antonio el primer día de llegar a Curacautín, se llama Epu Pewen, Turismo Sostenible. Desde allí hacen muchas excursiones hacia los volcanes y te ofrecen multitud de actividades deportivas que hacer (para quien el interese la web es www.epupewen.cl); los dueños son generosos, es acogedor y muy recomendable ir. Tomamos un autobús a las 10:00h que nos dejaba justo delante de la entrada a la Reserva Nacional; hacía mucho frío y todo estaba congelado, incluso hablamos con la gente de CONAF (que es la responsable de la zona) para registrarnos y comunicarles el sendero que queríamos hacer, el de Piedra Santa de dificultad media y que tiene una distancia de 7,5km (5 horas ida y vuelta), pero nos dijeron que estaba habilitado solo un tramo del mismo por las nevadas y por la peligrosidad de ascender demasiado sin el equipo necesario. Las condiciones ambientales no dejan que en la temporada de otoño e invierno se puedan hacer largos recorridos. 



 

Centro de información de CONAF







Todo yacía helado a primera hora
Y empezó así otro bonito paseo...








Por el camino nos encontramos a tres perros que nos acompañaron durante todo el sendero, de subida y bajada, parecía que vivieran en el bosque porque se conocían todos los rincones.


Lleno de Araucarias milenarias



Lena y yo contentas por nuestro paseo

Extremo de la Araucaria

Bellezas de la naturaleza


Cuando estábamos llegando arriba de la montaña empezó a invadirnos una nube gigante que nos trajo lluvia y mucha humedad... Comimos un bocadillo en la cima debajo de dos araucarias que nos protegían del viento; la lástima es que no pudimos ver el volcán Lonquimay y el cráter Navidad, pero nada se hizo en vano...






Cuando descendías la niebla se disipaba y con ello el frío...



Acabamos con éxito el sendero, y con nuestro amigo canino (llamado amistosamente Matías)...





¿Sabes qué meditaciones rumia la tierra en otoño?
Pablo Neruda

Excursión a Conguillío (II)

El segundo día de estar en el Camping Cascadas del Llaima los dueños nos dejaron una cabaña a 15.000 pesos, era muy buen precio teniendo en cuenta que la misma cabaña en temporada alta vale cerca de 40.000 pesos. Pudimos ducharnos con agua caliente y cocinar todo aquello que quisiéramos, que con el frío que hacia fuera se agradecía estar al lado de la estufa de leña con un buen té de menta.

Cabañas del Camping Cascadas del Llaima
Gozando de buena compañía

Al día siguiente quisimos volver al Parque Nacional Conguillío para hacer otros dos senderos que nos habían recomendado. Uno de ellos se llama Sendero Los Carpinteros de 8km, unas 2 horas y media solo de ida, que empieza desde la Laguna Captrén y va rodeando el agua para luego adentrarse en el espeso bosque de Coigues y Lengas, tipos de árboles que llegan a medir de 30 a 40 m de altura; se llama así el sendero por la cantidad de pájaros carpinteros que hay en la zona, si te quedas en silencio en medio del camino puedes oír como perforan los enormes troncos en busca de insectos y gusanos. Así pues, comenzamos un bonito paseo, a una altitud de 1.100m, en el que los árboles toman formas muy peculiares, llevan tantos años en el lugar que constituyen un verdadero arte natural.



En este sendero nos acompañó nuestro amigo Marcelo
También surgen de la tierra una gran variedad de hongos, algunos tan pequeños que casi no se dejan ver; por eso es mejor hacer el camino con calma y disfrutar de la flora y la fauna que te brinda este grandioso bosque. 

Hongo Ramaria flavia



Hongo Cucumelo

Bambú chileno (aquí llamado Coligue)

En mitad del sendero se encuentra la Araucaria Madre, una de las más antiguas del parque, tiene alrededor de ¡1800 años de antigüedad! Con un impresionante tronco que mide más de 2 metros de diámetro; una autentica pasada de árbol del cual se suele decir que es prehistórico. 





Las araucarias son también llamadas pehuén y son árboles considerados sagrados por los mapuches. Existe el pehuén macho y la hembra y es muy fácil distinguirlos; en el pehuén macho crecen unas flores de color marrón anaranjado mientras que en el pehuén hembra produce unas semillas que son los piñones. Estos piñones tienen una gran importancia económica y cultural en Chile, fundamentalmente porque poseen un alto valor calórico que ha supuesto la dieta de los mapuches durante muchos años. Una vez acabamos el sendero de los Carpinteros, y viendo que aun nos quedaba tiempo, decidimos hacer otro sendero más corto, de 800 metros, en el que podías ver la famosa cascada llamada "Velo de la Novia".




Recogimos muchos piñones por el camino para después cocinarlos en la cabaña donde dormíamos; aunque también nos los comíamos recién cogidos del suelo, estaban crudos pero igual de ricos. Y ya cuando acabamos los tres senderos del día llegamos al  Centro de informaciones del Parque donde allí esperamos a que alguien nos llevara al coche porque lo teníamos en la Laguna Captrén y de tanto caminar nos habíamos alejado bastante.

Servicio de Información Santiago Gómez Luna

Pero en el momento estaban todos paseando por la zona y nadie nos pudo llevar, así que intentamos ir a pie, a pesar del enorme cansancio que teníamos después del largo día...


¡A buscar el coche!

Por suerte a mitad de camino nos recogieron unos jóvenes muy simpáticos; la verdad es que fue de agradecer...



¿A quien le puedo preguntar qué vine a hacer en este mundo?
Pablo Neruda