Cada uno ve el mundo a su manera

afdafdsd

dfasfadafs
Se ha producido un error en este gadget.

martes, 7 de mayo de 2013

Acabamos de llegar... pero nos vamos!!

Un viaje 'no-planeado'

Después de vivir una semana en Concepción y en casa de Claudia (la chilena con su hijo Agustín y sus once perros) pues tuvimos una reunión con la coordinadora de las prácticas en Chile. Todos nos sorpendimos mucho cuando nos informaron que no empezaríamos las prácticas hasta principios de abril... entonces Andrea y yo nos miramos y dijimos... qué vamos hacer casi 20 días aquí sin hacer 'nada'?. Sí, sé que todos o parte de los lectores que tengan una vida estresante pueden llegar a sentir envidia por estar tantos días sin hacer nada, pero a nosotros no nos parecía buena idea quedarnos aquí, ya que si todo iba bien íbamos a disfrutar de Concepción casi 6 meses y por lo tanto, ya tendríamos tiempo de relax. Así que en una de las habitaciones del piso de arriba de Claudia y por las noches sacábamos el ordenador y la Lonely Planet que Andrea había traído y empezamos a trazar una 'hoja de ruta' para iniciar nuestro viaje.La idea era llegar hasta la Isla de Chiloé que nos habían dicho que era preciosa (¡ahora lo confirmo!) así que le comunicamos a Claudia que nos iríamos ese mes fuera y que si era tan amable de guardarnos las maletas en su casa (ya que cada uno solo iba a llevar lo imprescindible para el viaje). Así que recogimos las maletas, las dejamos en una habitación de una casa situada en el Valle de Nonguén y nos hicimos la maleta (no sin antes algún que otro problema de espacio...¿qué metemos en la mochila?). La verdad, no sabíamos qué clima iba hacer, ni tampoco si se nos 'iría la olla' y a lo mejor bajábamos hasta la Patagonia chilena (me hubiese encantado).




He hecho este mapa para que se vea más clara la ruta que trazamos. 
En rojo está la 'ida' del viaje.
En verde está 'el cambio repentino' que sufrió nuestro viaje.
Y en azul está 'la vuelta a casa'.
En negro los puntitos donde hicimos noches (en algunos casos más de una, ya que había bastante que visitar).

Este tramo lo llamaremos "la ida"

El primer tramo fue de noche, ya que cogimos un autobús nocturno para así ahorrarnos el hotel del primer día, ya que veníamos descansados de nuestra casa.Así que fueron unos 600km. La ruta? pues Concepción-Osorno. El autobús recorrió durante casi 9 horas la "Panamericana" la carretera que lleva hacia el sur de Chile y que termina cerca de Chiloé.Como siempre nos 'endrogamos' (como me gusta decir esta palabra) de dormidina (en mi caso) y de orfidal (¿se escribe así?) para que el viaje se nos hiciese más 'ameno'. Antes de caer rendidos conocimos a dos chilenos que se dirigían a Osorno a comprar un vehículo y nos tocó detrás de ellos en el autobús. Además de explicarnos un poco cómo son las relaciones entre chico-chica en Chile nos informaron de otros datos que también nos serán de interés, no sé cuando pero dicen que "el saber no ocupa lugar", verdad?.Nos despertamos pero eran las 6 de la mañana en Osorno y decidimos quedarnos con los dos chicos que habíamos conocido en la estación tomando un café calentito (recuerdo que hacía mucho frío) ya que nos dijeron que era 'peligroso' ir a oscuras por la ciudad. Así que esperamos al despertar del sol en la estación, a mi mochila vino un cachorrín a saludarnos.



Después del café andamos hasta el centro de Osorno acompañados por los dos chilenos y nos despedimos, ya que ellos debían realizar la transacción del coche.Lo primero que hicimos fue desayunar fuerte, no sé porque pero ya estábamos hambrientos (esto ha sido una constante en nuestro viaje, Chile te abre el apetito!). 



En teoría comimos cosas típicas, pero la verdad, la comida en Chile a parte de ser cara no brilla por su exquisitez, es más, muchas cosas te 'llaman' por su aspecto, pero una vez la pruebas te sientes algo 'engañado' y entran ganas de decirle a la vendedora: - Señora, esto tiene demasiada buena pinta como para tener este sabor... (nunca lo dije, por eso del respeto y bla bla bla).Después nos dirigimos a la plaza central de Osorno, donde cabe destacar que hay unos jardines bonitos, y una estatua de un toro enorme (me sentía como en España cuando en mis trayectos Salou-Valladolid visualizaba toros de Osborne en mitad de la carretera).La mayoría de pueblos/ciudades de Chile se rigen por unas características comunes:1- La plaza central se suele llamar "Plaza de Armas"; el nombre proviene de la conquista española, cuando 'nosotros' conquistábamos alguna ciudad chilena pues se guardaban ahí todas las armas y se formaban importante dispositivos para vigilarlas, y por eso se llamaba a la plaza pues 'Plaza de Armas'.2- Las calles están distribuidas como el Eixample en Barcelona, es decir, se cruzan las calles transversales con las horizontales, esto hace que no sea difícil moverse por ellas.3- La mayoría de calles principales tienen nombres de generales que tuvieron su importancia bélica o de otros personajes históricos y destacados del país: calle O'higgins, calle General Novo, calle Freire, Arturo Fernández Vidal, etc.



"El toro de Osorno"

"Esta foto va dedicada, por supuesto a mi padre, que  lleva en Shell más de 25 años"
Después de visitar Osorno (la verdad es que no es nada turístico, y para ser el primer pueblo nos defraudó un poquito) pero bueno, ya teníamos la ilusión del inicio de todo viaje, buscamos una pequeña casa donde alojarnos, tuvimos suerte y encontramos a una señora mayor que nos dejó dormir en su casa-hostal, el precio bajo, unos 11€ por noche. Desde allí planificaríamos nuestra próxima salida a la mañana siguiente: Aguas Calientes.

Nuestra primera visita 'turística' oficial fue a "Aguas Calientes", la verdad sólo llegar sabía que había llegado a un lugar que me iba a gustar y que era precioso.

"Sí, unos gorros tradicionales hechos a mano por una señorita mapuche entrañable"
Después visitamos  todos los alrededores, incluyendo una ruta de más de 1 hora hasta subir a un mirador (nos costó la vida) y visitando el río
"Así cruzo yo los puentes, qué pasa?"
"Si si esos son cuerpinis y no lo de las revistas..."
"Me gusta salirme de los caminos establecidos..."
"A ver pesaos, estoy en el paraíso, queréis dejar de llamar????!!!"
"Aquí compramos los gorritos..."
" #postureo en el bosque"
"¿Qué fauna hay por aquí? a ver..."

"Subo esta foto a petición del público del blog... hahaha"
"Este es el maldito sendero que nos llevó al mirador, arriba de todo, y que al llegar estaba cubierto de niebla y por lo tanto, no tenemos fotos... grrrrr, eso sí, sudamos como nunca".


"Sí, de vez en cuando descansábamos"








La visita 'Aguas Calientes' fue muy bonita, os la recomiendo a todos los que tengáis la oportunidad de ir. Destacar que en medio del complejo hay un puente donde cruza el río y ahí se nos cruzó un zorro precioso, tengo fotos (lo juro) pero ando con problemas técnicos en la revelación de fotos así que las colgaré otro día).
Nos volvimos al 'hostal', luego hicimos una pequeña visita a 'Osorno' (incluyó la visita a una feria muy cutre) y a un pequeño parque con representaciones en forma de figura de dinosaurios. Regresamos al hostal a descansar, había sido un día duro.
Nos despertamos y abandonamos esta vez si definitivamente Osorno para irnos a Frutillar...




"Vamooonoss de Osornoooo"
"Despidiendo Osorno"
Nuestra próxima para fue Frutillar, un pueblo a puertas del Lago Llanquihue.
"Al ladito del lago"
"El teatro es muy moderno y es espectacular"
"Sí, tenía hambre... qué pasa?"
Intenté tocar una de mis canciones preferidas de piano pero fue imposible... eso sí, tengo estilo o no??.

"Saboreando uno de mis trozos de chuleta chilena"

"El Kuchen es un pastel de manzana típico de la cocina alemana, que fue adoptada en el sur de Chile gracias a las colonias alemanas, esta receta lleva una base de bizcocho, crema pastelera y las manzanas por encima"

"Yo me tiro, esto es el paraíso!!"
"Si os fijáis muy bien, veréis un poquito de Volcán Osorno"
"Herencia ¿alemana? como veis se puede leer FEUEBWEHR y no es chileno"
"Lo siento, lo encontré en Frutillar y creo que era digno de mostrar... es precioso".











La verdad es que me cuesta definiros este pueblo, porque es algo muy extraño. Se encuentra bastante apartado de Osorno, creo recordar que son 90km aproximadamente pero el trayecto en bus son casi dos horas y pico. El pueblo está situado en La Región de los Lagos y concretamente en el Parque Nacional Puyehue. Creo que 'Aguas Calientes' no es un pueblo como tal, sino un complejo turístico para ricachones aburridos de sus trabajos en bancos y demás. Eso sí, no es el típico lugar donde vas a ver turistas a tutiplen. Es más, no vimos muchos, no sé si por la época en que fuimos o por la crisis mundial. La verdad es que los precios eran de escándalo, creo recordar que una cabaña costaba unos 120€ la noche, es decir, bastante caro. Pero ya os digo yo, que es el típico lugar al que llevaríais a la pareja a pasar un fin de semana (eso sí, os saldría caro, pero todo sea por el romanticismo y bla bla bla). Era un lugar único, silencioso, sobretodo eso, se me hizo muy 'entrañable' la paz que se respiraba, la relajación, la naturaleza (¿seré yo que en España voy más estresao que nadie y esto me ha hecho ver que la vida no es tan compleja como yo pensaba?).Nos recibió un cartel grande, dándonos la bienvenida al complejo.





En teoría esto es famoso por unas 'termas/piscinas' (fotos abajo) que están situadas al lado de un río y que aprovechan (mayoritariamente) personas mayores para relajarse, y sentirse libres, rodeados de naturaleza. Pero Andrea y yo, ni nos bañamos (no llevábamos bañador) y decidimos visitar el alrededor del parque, unas montañas llenas de vegetación frondosa que invitaban a dar paseos de forma obligada. Así que primero fuimos a una tiendecita de 'arte mapuche' (indígena) y nos compramos un caprichito, en la foto podréis ver qué es, lo adivináis?.

















En el viaje de Osorno-Frutillar tuvimos un acompañante 'especial'. Sí, le encanta el chocolate.








La visita 'Aguas Calientes' fue muy bonita, os la recomiendo a todos los que tengáis la oportunidad de ir. Destacar que en medio del complejo hay un puente donde cruza el río y ahí se nos cruzó un zorro precioso, tengo fotos (lo juro) pero ando con problemas técnicos en la revelación de fotos así que las colgaré otro día).
Nos volvimos al 'hostal', luego hicimos una pequeña visita a 'Osorno' (incluyó la visita a una feria muy cutre) y a un pequeño parque con representaciones en forma de figura de dinosaurios. Regresamos al hostal a descansar, había sido un día duro.
Nos despertamos y abandonamos esta vez si definitivamente Osorno para irnos a Frutillar...


Frutillar



Frutillar es famoso porque fue un pueblo colonizado únicamente por alemanes, y por lo tanto, la influencia de estos en el pueblo es muy notable, tanto en las estructuras de los edificios, los adornos, los camiones de bomberos (con la palabra 'bomberos' escrita en alemán) y hasta en la gastronomía (pastel 'kruchen').


Estuvimos alojados en Frutillar Alto (digamos que es el pueblo al estilo chileno) ya que era más barato (menos turístico) pero no había mucho que ver así que empezamos andar por una carretera larguísima (unos 4km) pero tuvimos la suerte que una mujer nos subió en su camioneta y nos bajó hasta Frutillar Bajo (realmente precioso).Allí teníamos mucha hambre y después de visitar el teatro: 

Estuvimos paseando por la bonita pasarela que hay en mitad del pueblo y que en principio nos habían dicho que se podía ver el Volcán Osorno pero nosotros no tuvimos tanta suerte (otra vez la niebla!) así que deberíamos esperar a dos días después para poder ver de forma más clara el volcán.
 





Más tarde fuimos a un 'restaurant' a comer y tuvimos otra vez a un perrito callejero comiendo a nuestro lado (bueno y Andrea decía que había colibrís en las flores, pero yo juraría que no lo eran..hahaha).







Para acabar la jornada subimos a Frutillar Alto y hicimos un 'tour' por el pueblecito, la verdad es que era muy pequeño y no tenía nada a destacar pero bueno, cuando no tienes nada que hacer siempre acabas encontrado algo, así que nos encontramos con estos pequeños fieras jugando por la calle y nos hicieron un interrogatorio de los buenos, una de las preguntas que más me impactó fue: ¿En España nieva en navidad?. Por qué un chiquillo de Frutillar Alto piensa en eso?. No lo sé, yo tampoco tengo respuestas para todo, hahaha.



Aprovechamos que había un "Correos Chile" cerca del hostal para mandar unas postales a la familia y gente cercana, luego yo me fui a un cibercafé (bueno, llamemosle un negocio con dos ordenadores) para contactar con un profesor mio de inglés y inventarme una excusa de por qué no había hecho los deberes que había para ese día (espero que no lea este blog) más tarde regresé con Andrea al hostal cenamos un poco de pan y embutido (que raro) y dormimos hasta el día siguiente, donde intentaríamos ir en autostop hasta las mismas faldas del Volcán.

"Una de las principales enfermedades del hombre es su inquieta curiosidad por conocer lo que no puede llegar a saber"

1 comentario: