Cada uno ve el mundo a su manera

afdafdsd

dfasfadafs
Se ha producido un error en este gadget.

domingo, 17 de marzo de 2013

Primeras INFOimpresiones



Antes de hacer un viaje tan largo, una siente muchas cosas a la vez; alegría por poder descubrir algo nuevo y aprender de ello, tristeza por dejar de ver a personas que son importantes para una, preocupación porque salga todo bien, inquietud por lo desconocido... La última semana antes de partir no pude quitarme el nudo del estomago. Una vez crucé el control del aeropuerto de Barcelona, y con alguna lágrima en los ojos, pensé: “ya está, no hay marcha atrás, aquí empieza mi aventura”.
Contando ya 10 días desde que llegué, he podido observar que Chile, país desconocido por muchos, se envuelve de gente hospitalaria, amable, curiosa y sincera a la hora de querer que el extranjero se sienta como en casa; es un país de jóvenes con voluntad de cambio. Me da la sensación de que es uno de los países que más desapercibidos pasa cuando uno habla de Suramérica ¿no es así? El otro día me preguntaron qué piensan los españoles respecto a los chilenos y la verdad es que no supe responder… Nunca, en España, me había preguntado cómo eran en realidad; por ejemplo, intenta tú mismo imitar la jerga de un chileno y seguro que acabarás diciendo frases o palabras mexicanas, argentinas, etc. No tienen mucho que ver la verdad. La gente de aquí te sorprende y a la vez te gusta porque son cercanos; han adquirido estilos de vida estadounidenses y europeos pero los han adaptado a las costumbres chilenas. La capital, Santiago de Chile, vista desde el Cerro de San Cristóbal, podría confundirse con cualquier ciudad europea.



"A lo lejos se intuye la cordillera que la contaminación  no deja ver"

 A nivel socioeconómico existe aquí una gran brecha entre los pocos adinerados y la mayoría de gente que se encuentra en un nivel de economía bajo. Las clases sociales en Chile se clasifican en A, B, C, D y E, siendo A y B la minoría y adinerada, pocos se encuentran en la clase C  y gran parte de la sociedad se agrupa en las clases D y E. Un alumno de trabajo social nos informó que el salario mínimo está por debajo del umbral de la pobreza y que lo que ocurre es que de alguna manera se intenta “tapar” dicha exclusión a través de infraestructuras y demás. El ejemplo que nos dijo fue que un niño pasa desde las 8 a.m. hasta las 5 p.m. en la escuela, le dan de comer allí todo lo que no puede ofrecerle su familia; de esta manera se va formando una rueda en la que la exclusión y la carencia alimenticia del niño pasa desapercibida día tras día. Podríamos decir que esto le ocurre a mucha población chilena que supongo ya iré observando a lo largo de mis prácticas en Concepción.
A nivel religioso pueden verse en muchos negocios inscripciones que muestran fidelidad y creencia, aunque no conozco aun que sean muchos los que lo practican estrictamente. 

                                                "Inscripciones situadas a lo alto del Cerro de San Cristóbal"


                                             
                                                               "Virgen situada en el Cerro de San Cristóbal"


Tuvimos la suerte,y como comenta Albert en su apartado de este blog, de ver una manifestación en la que desfilaban, norteños del país, sus bailes más típicos. La vestimenta es increíble.

                                   

"Indígenas Mapuches bailando al son de la música"




Sin dejar de caminar durante toda la mañana llegamos hasta el Mercado Central, una infraestructura espectacular donde podías comprar pescado de todo tipo y a buen precio. También había una zona en el mismo lugar donde se encontraban múltiples restaurantes en los que podías probar el pescado, el ceviche y muchos más platos típicos del país. Pudimos probar un lenguado exquisito. 

      

                                      "Mercado Central de Santiago de Chile, zona de restaurantes"


Por lo general, Santiago de Chile es la ciudad más industrializada de todo el país chileno, la llaman la selva de cemento, y se nota. No pudimos visitar mucho porque solo estuvimos dos días pero ya podía intuirse que la economía va creciendo y el trabajo abunda; podríamos decir que está como España hace 15 años, en pleno boom

Algún dato histórico…

La primera entrada de los españoles al país sucedió aproximadamente en el año 1530 a cargo de Diego de Almagro junto con 500 hombres, 100 esclavos africanos y 10.000 indios. Muchos murieron en el camino por congelación. Una vez allanado el terreno y tras atravesar el desierto de Atacama, al norte de Chile, Pedro de Valdivia y un grupo de 150 españoles se asentaron a la orilla del río Mapocho. Tras intensas luchas entre conquistadores y el pueblo indígena mapuche (también llamados araucanos), los españoles consiguen hacerse con el territorio. El 12 de febrero de 1541 se fundó, bajo el prestigio de Pedro de Valdivia, la ciudad de Santiago de Chile; se proclamó gobernante hasta 1553 cuando 6000 guerreros mapuches asaltaron el territorio español y decapitaron al conquistador en la batalla de Tucapel. En la historia quedó Pedro de Valdivia como fundador de la ciudad.    

Los orígenes de este hermoso país cuentan que en 1980 fue encontrada una huella dejada por un niño en un lugar pantanoso; esa pequeña pisada encontrada en Monte Verde, cerca de la ciudad chilena de Puerto Montt  (al sur) y reconocido como primer asentamiento humano en la historia de América, bastó para calcular que hubo vida humana 12.500 años atrás. Dicha huella desencadenó una oleada de teorías que anunciaban la existencia de múltiples entradas y rutas realizadas por los primeros pobladores.  
  

2 comentarios:

  1. muy interesante lo que escribes sobre mi país. Un sólo alcance: Ese Baile no es ni de asomo de la cultura mapuche, si no más bien del norte del país.
    Un Abrazo, que disfruten la estadía.

    ResponderEliminar
  2. Ya lo cambié ¡gracias por la aportación SGRK!

    ResponderEliminar