Cada uno ve el mundo a su manera

afdafdsd

dfasfadafs
Se ha producido un error en este gadget.

miércoles, 13 de marzo de 2013

Conociendo y despidiendo Santiago de Chile

'Ha amanecido en Santiago'

Después de dormir algo (el jet-lag aún nos tiene trastocados) nos despedimos de la señora tan maja que hay en la recepción de nuestro hostal, no sin antes pedirle información sobre qué ver en un día en Santiago.
Solo salir del hostal nos encontramos en Plaza Italia, es una plaza grande que está en la parte norte de la ciudad y que abraza al edificio más grande de Sudamérica: el Costanera Center.
Decidimos caminar un poquito y emprendemos la aventura de subir el 'Cerro de San Cristobal' siendo la temperatura ambiente de casi 30 grados y un sol de esos que hace brillar cualquier rinconcito de la ciudad.
Nada, nosotros no tenemos miedo, venimos con energía!. Vemos la 'montañita' a unos tres kilómetros de nuestro hostal y subirla serán unos 7 kilómetros más, en total, vamos a empezar fuertes el viajecito.
Paseando hasta llegar al Cerro pasamos por la Universidad de Derecho de Santiago de Chile, la verdad es que algo tan cotidiano como ver salir a chicos de la universidad y irse a sus casas probablemente a comer se hace curioso y apasionante en otro país, ya sea por los uniformes, por su forma de interactuar o por algo que ni yo sé definir. En fin, como os explicaba, llegamos abajo del Cerro donde se ve que hay un Zoológico para turistas.
"Esto es un zoológico? ummm"

Por la forma que tenemos de pensar decidimos no visitarlo, así que sólo pudimos contemplar las figuritas que simulan ser animales y que están expuestas en la parte inferior del Cerro, aquí les dejo una muestra:
"Mono chileno inofensivo"

A medida que vamos subiendo nos vamos encontrado cosas que nos atraen y que nos hacen sentir extranjeros, la verdad es que el día acompaña y nuestra ilusión de conocer y conocer creo que se palpa en el ambiente, estamos pletóricos, tenemos ganas de operar a Santiago, de trocearlo y investigarlo hasta el final.
"Hemos llegado a la parte inferior del Cerro"

Teníamos la ilusión de encontrar el funicular abierto, pero por problemas logísticos lo tenían cerrado así que, ahora sí que sí no quedaba otra que subir hasta arriba de la montaña andando... como buenos deportistas.
"Chileno 100%"

Me voy encontrado obstáculos y obligo Andrea a fotografiarme con ellos, no sé yo si vamos a llegar a la cumbre, el tiempo pasa y no avanzamos...
"Mi afición ya conocida, mi interés por las policías de otros países, ahora conozco ya a los carabineros"

Hace mucho calor pero se respira una tranquilidad inimaginable, nadie diría que estamos arriba de una ciudad de 7 millones de habitantes. Hay algo que me encanta, mientras vamos subiendo al cerro escucho ruido de escuelas, niños jugando al balón o a cualquier otro juego infantil, el barullo de los niños me hace recordar a mis horas de patio en España, cuando era pequeño, supongo que en estos lugares tanta paz hace que recuerdes cosas que hacía años que no recordabas...Llega un momento en que ya superas el skyline de Santiago, y ver las montañas de los Andes cómo recubren esta ciudad te hace sentir pequeño, como una hormiga en una selva de cemento.

"Santiago, ya eres mía"


Un guardia de los que vigila el Cerro nos recomienda que cojamos un atajo, aunque yo creo que era el único camino para subir, pero vamos que le hacemos caso y tomamos dirección "Sendero a la cumbre Zorro Vidal". El recorrido vale mucho la pena, eso sí, llevad crema solar y algo para proteger la cabeza si hace sol, pega de lo lindo!.


Lo fotografiamos todo! Nos encanta:

"Andrea y su manejo manual de la cámara"


Por el camino nos encontramos a un perro abandonado pero bien alimentado y nos acompañó durante el resto del día en nuestra visita al cerro, le llegamos a poner nombre y todo. Es habitual ver en Chile perros abandonados en la calle, es una de las cosas que pensé que no me iba a impactar pero si lo ha hecho, los ves en manadas, solos, bien y mal alimentados, grandes, pequeños, de colores, todos muy tranquilos, todos muy 'perros', sin hacer nada, supongo que por eso los chilenos los llaman 'perros vagos'.

"Mote con huesillos"
 Por menos de 1,5€ probé el Mote con Huesillos, una bebida tradicional de esta zona. Para que os hagáis la idea se trata de un líquido parecido al 'Nestea' pero dentro lleva un 'durango' es decir, un melocotón seco que con el líquido se infla y a parte, en el fondo del vaso lleva maíz, que supongo que al maíz le llaman "huesillos" aunque por la calle lo venden como "choclo".
Después de refrescarnos un poco seguimos subiendo al cerro, ya queda menos, estamos cerca, ya debemos llevar más de la mitad del camino, así que sacamos energías y ascendemos hasta la cumbre.
Allí hay diferentes cosas que ver, primero hay un mirador, después una iglesia, también unas tiendecitas de artesanía que se instalan frente a una gran bandera chilena, que ondea con mucha fuerza arriba del cerro (aunque Andrea estuvo 10 minutos para hacerle la foto). Luego ya, un poco más arriba nos encontramos con algo muy bonito de ver, se trata de un Santuario, un sitio donde la gente da gracias o pide algún deseo sobretodo de carácter religioso, encienden velas y pegan fotos o frases en la pared, muy muy bonito. Por cierto, aún no sigue nuestro perro, no se separa de nosotros.
También quiero destacar que cuando subimos al cerro, la figura que hay arriba del todo señalaba a la luna, y la luna se veía con bastante claridad, y eso que eran las dos del mediodía y el sol como ya he explicado era potente, fue muy curioso y pude fotografiarlo:
"Los más avispados podréis ver la luna"

Antes de culminar la cumbre nos encontramos varias cosas a destacar, primero una pequeña iglesia que tenia  su encanto:





Unos pasos más adelante y antes de llegar a la cumbre le pedimos a un 'yanki' que nos hiciese una foto, el hombre que le puso mucho empeño y éste es el resultado:

"Ya no podemos más"

A unos metros de éste árbol se encuentra un pequeño santuario, un lugar dónde la gente pide ayuda o da gracias a Dios para algo, nos fascinó y también hicimos un pequeño reportaje fotográfico:




"Todo es fotografiable!"


Después de la sesión fotográfica y aún con nuestro perro persiguiéndonos ya por fin, nos podemos fotografiar arriba del todo.


"Un sol radiante y espectacular que nos hace sudar, pero también disfrutar"

"Andrea a lo Audrey Hepburn"

Allí pudimos disfrutar de unas magníficas vistas, eso sí, la contaminación hizo que la cordillera de los Andes no se viese con demasiada claridad, nos comentaron que cuando está nevada es impresionante, pero como dije antes, nos tuvimos que conformar (que no es poco) con verla un siete de marzo con su polución incandescente.

"Santiago de Chile a vista de pájaro catalán"

Ahora estábamos agotados, Andrea, nuestro perro adoptivo por unas horas y yo:


Así que después de tomar una cervecita y estar sentados ante la bandera de Chile la cuál nos lo puso difícil para fotografiarla porque ondeaba cuando le daba la gana, empezamos a descender:



"Bajando del cerro las vistas siguen siendo increíbles"

Ya hemos llegado abajo del todo, seguimos vivos y podemos contarlo. Eso sí, un consejo, antes de subir al Cerro (que es super recomendable) llevad agua y crema solar, no seáis tan pájaros como nosotros.
"Podemos decir que: PRUEBA SUPERADA"

Y aún nos quedaba día para disfrutar...

2 comentarios:

  1. La meva pregunta és.....i el gos q va ser d'ell?

    ResponderEliminar
  2. Aquí està ple de gossos, no podem recollir-los a tots, és una llàstima però dins la cultura xilena ja s'enten com una part d'ella el anar pel carrer i estar rodejat de gossos, ahir mateix, mentres esperàvem l'autobús, van venir 4 i ens van acompanyar 20 minutets...

    ResponderEliminar